Un breve hilo en twitter_3-abril-2019

(Cada párrafo fue un tweet)

Un breve hilo sobre Economía Neoclásica, la Economía Austriaca y la ideología pseudoliberal.

Una forma de abordar el estudio de la realidad (social) se basa en el individualismo metodológico; sucintamente, bajo este método la realidad sería explicada de forma reduccionista a partir de las decisiones y acciones de los individuos.

El abuso en la utilización de este método por parte de la Economía Neoclásica responde a intereses que conviene desvelar. Las sociedades capitalistas destacan por una elevadísima competitividad y productividad, de manera que vender todo lo producido es vital para su reproducción.

Si enfocamos la Economía como una “ciencia” que estudia la satisfacción de las necesidades materiales mediante un problema de optimización individual, lo que obtendremos….

… es que cada individuo querrá e intentará tener su propia casa, su propio coche, su propia lavadora, etc. De esta manera se producen más y más mercancías que tienen que ser vendidas por todos los medios.

Se implanta una suerte de lógica productivista y consumista (i.e. la lógica de la acumulación del capital) cuyo resultado económico, en una fase inicial, es (relativamente) positivo: aumentan las condiciones –potenciales– de vida material.

Pasado un tiempo, dadas las fuertes contradicciones internas de esta lógica, el resultado social se torna excesivamente negativo, manifestando consecuencias sociales y ecológicas devastadoras.

Sin embargo, la ideología que sustenta esta lógica está bien enraizada pese a los desastrosos resultados: el sacrosanto principio de la propiedad individual privada, el individuo racional-optimizador, el interés personal como clave de bóveda para alcanzar el bien común, etc.

La cooperación, la propiedad común de los medios de producción, la desmercantilización de la vida social, etc. No son alternativas porque chocan de plano con la ideología pseudoliberal y contra los intereses del 1% de la población mundial (los intereses de los que mandan).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.